IPEP de HUELVA

INSTITUTO PROVINCIAL DE EDUCACIÓN PERMANENTE

CONTACTAR

En línea

Tenemos 54 visitantes y ningun miembro en Línea

Lo más leído

Buscar

QR

Este es nuestro QR

qr ipephuelva

Recuerda que debes usar en el móvil un lector de QR

National...

www.nationalgeographic.com.es - Últimas noticias

www.nationalgeographic.com.es - Últimas noticias
  • En Botswana viven más de 130,000 elefantes y fue precisamente la disminución drástica de alrededor del 30% de los ejemplares entre 2007 y 2014 la que llevó al gobierno a intentar proteger su fauna silvestre con una ley que prohibía la caza de estos animales. Sin embargo ahora los cazadores podrán matar de nuevo elefantes por deporte en el país africano. Una noticia que no ha gustado a nivel internacional pero que, según el gobierno, sí contenta a la mayoría de la población implicada. Según ha explicado el Ministerio de Medio Ambiente, Conservación de Recursos Naturales y Turismo de Botsuana a través de un comunicado en Facebook, la decisión fue tomada tras tener conversaciones con todas las partes implicadas. "Autoridades locales, comunidades afectadas, ONG, empresas turísticas, conservacionistas, investigadores y otras partes interesadas" han participado en este proceso llevado a cabo a nivel nacional. Tras este periodo de información, el gobierno informó de sus conclusiones desde que se puso en marcha el veto en 2014. Alegando un aumento de los problemas entre humanos y elefantes, además de un aumento de los depredadores "causando muchos daños al matar a gran cantidad de ganado" explican y la importancia de esta actividad para las comunidades locales, "el consenso general de los consultados fue que la prohibición de la caza debería ser levantada" han explicado. Botsuana, ¿a la vanguardia de la conservación? Sin embargo parece que los políticos de Botsuana no las tienen todas consigo. Como explica Mike Chase, director de Elefantes sin Fronteras a nuestros compañeros de National Geographic Estados Unidos, "podemos tener una cuota de caza sostenible, que tendrá un impacto insignificante en la población de animales. Pero hay que sopesar eso y tener en cuenta la reacción internacional. Y cómo eso puede socavar nuestra economía, nuestros trabajos y nuestra reputación de estar a la vanguardia de la conservación". Tal y como apuntan en el comunicado, el gobierno garantizará el restablecimiento de la caza "de manera ordenada y ética en conformidad con la Ley de conservación de la vida silvestre y parques nacionales y la Conservación de la vida silvestre y Parques nacionales". Sin embargo, para mucha gente, el mero hecho de cazar animales pacíficos e indefensos ya es un hecho que va contra la ética humana.

  • Las vastas extensiones que ocupan de los océanos tropicales de la Tierra son lugares solitarios, áridos y en gran parte desprovistos de productividad o de vida. Sin embargo, encontramos que en la mayoría de las ocasiones los arrecifes de coral salpican estas desoladas regiones generando puntos calientes de una excepcional diversidad biológica. Es por ello, que la forma en que los ecosistemas de arrecifes de coral logran sobrevivir y prosperar en estos océanos de baja productividad, ha sido un enigma a menudo denominado Paradoja de Darwin, que lleva casi 200 años desconcertando a los científicos. Ahora un nuevo estudio titulado "Demographic dynamics of the smallest marine vertebrates fuel coral-reef ecosystem functioning" y publicado en la revista Science, apunta a que la supervivencia de los ecosistemas de arrecifes de coral y su colección de coloridos residentes pasa por los raramente vistos, y a menudo pasados por alto, peces criptobentónicos de arrecife, los más pequeños de todos los vertebrados marinos. Según la investigación liderada por Simon J. Brandl de la universidad canadiense Simon Fraser -SFU-, estos pequeños seres, los cuales no miden más de 5 centímetros de longitud, desempeñan un papel fundamental, si bien no reconocido previamente, en el mantenimiento de la diversidad y la productividad de los arrecifes que, de otro modo, sería un desierto oceánico. Así pues, los datos sobre la dinámica, tanto de las larvas de estos peces como de ejemplares adultos, revelaron, junto con el modelado poblacional, la productividad oculta de los conocidos como peces criptobentónicos y mostraron que, aunque por lo general son muy difíciles de observar, suponen casi el 40 % de la biodiversidad piscícola de estos ecosistemas, constituyendo casi dos tercios del conjunto de peces larvales en el área del arrecife. Brandl y sus colegas advierten que las contribuciones masivas de los pequeños criptobentónicos a la producción de arrecifes de coral rara vez se percibe, puesto que son comidos casi con la misma rapidez con la que se producen. De hecho, la investigación, publicada en Science, examina cómo los peces criptobentónicos que se pasan por alto comúnmente, son una fuente abundante de alimento para los peces más grandes, y que puede llegar a suponer hasta el 57% del total. "Estos peces son como caramelos", afirma Brandl. "Son pequeños y coloridos aportes de energía que son comidos casi de inmediato por cualquier organismo de arrecife de coral que puede morderlos, agarrarlos o engullirlos. De hecho, la gran mayoría de los peces pequeños en los arrecifes se comen en las primeras semanas de su existencia" añade. Las ventajas de quedarse en casa Los investigadores examinaron las larvas de peces grandes de arrecife, constatando que normalmente estas realizan viajes largos a través del océano abierto para encontrar un hogar. Pocos de ellos sobreviven. Las pequeñas larvas de los peces criptobentónicos , sin embargo, parecen evitar esta migración y permanecer cerca de los arrecifes en los que nacieron. "Las larvas de peces criptobentonicos dominan absolutamente las comunidades de larvas cerca de los arrecifes",explica Brandl. "Nuestros datos muestran que estos peces obtienen mucho más éxito reproductivo por cada huevo que producen, probablemente porque evitan la trampa mortal del océano abierto". Este comportamiento permite que sus poblaciones creen un flujo constante de juveniles que reemplaza rápidamente a cada pez adulto que se devora en el arrecife. Esta cinta transportadora suministra casi el 60% de toda la carne de pescado consumida en los arrecifes "Esta ´cinta transportadora´suministra casi el 60% de toda la carne de pescado consumida en los arrecifes, pero nunca la vemos porque los peces se comen mucho más rápido de lo que podríamos contarlos", apunta el investigador. "Es esencialmente una bolsa de dulces que llena mágicamente cada bocado que se come". Arrecifes: ecosistemas complejos A medida que los arrecifes experimentan drásticas modificaciones debido al cambio climático y a factores de estrés causados por el hombre, comprender el papel de los peces de arrecife criptobentónicos para la supervivencia de estos ecosistemas puede ayudar a proteger el sustento de las comunidades de peces de arrecife y su valor para la humanidad. "Los arrecifes de coral de todo el mundo están experimentando dramáticos descensos", afirma Isabelle Côté, profesora de ciencias biológicas de la SFU y coautora del artículo. "Con esta investigación, podemos ayudar a concentrar los esfuerzos de conservación en la protección de las bulliciosas comunidades de peces que sustentan los arrecifes y su inmenso valor para las personas"concluye.

Investigación...

Investigación y Ciencia: Actualidad científica

Noticias de actualidad del ámbito científico de Investigación y Ciencia